¿Nuevo comienzo en el boxeo?

AEBOX/ — Un fuerte sismo -mucho más potente que el que provocó la ovación de un público ante la espectacular jugada de Kam Chancellor de los Seahawks en el partido sábado ante los Panthers en los playoffs de la NFL — pudo haberse registrado el viernes, en el Este y el Oeste pero no existen lecturas oficiales que puedan validar ésta información. Sin embargo, la onda expansiva dejada por éste temblor hace unos días, provocará una tsunami de acción retardada y de gran impacto directo en el deporte del boxeo.

No se trata de alguna acción de la naturaleza, pero si de dos situaciones trascendentales que sacudieron hace unos días al pugilismo profesional. Dos asuntos por separado que traerán grandes cambios para éste negocio. La decisión de la empresa Golden Boy Promotions y su presidente Oscar de la Hoya de llegar a un acuerdo con su ex principal ejecutivo Richard Schaefer, a quien había demandado por $50 millones por daños y perjuicios, tomó por sorpresa a todos el pasado viernes.Alegadamente De la Hoya también recibió una sustancial suma por el acuerdo la cual no ha sido revelada, pero por la que tuvo que ceder los contratos de los peleadores Danny García, Marcos Maidana, Adrien Broner y Daniel Jacobs.Todos ellos eran manejados por Al Haymon, cuyas supuestas exigencias impedían que Golden Boy lograra realizar competitivas contiendas tal y como paso con la defensa de García ante el poco conocido Rod Salka.

La decisión de De la Hoya permite que Haymon aumente su gran establo de peleadores que ya ronda la friolera suma de 130. (Mucho trabajo para la familia Watson).Pero también hace que De la Hoya tenga un nuevo comienzo y una restructuración operacional que inició precisamente con la salida de Schaefer a mediados de 2014, quien ante la ausencia de Oscar pasó gran parte de los contratos de manejo de los peleadores de su empresa a Haymon.Es muy posible que veamos a De la Hoya entrar en el proceso de nuevas estrellas y jóvenes fichajes. El único peleador producido por esa compañía desde cero al día de hoy es el peso pluma y ex olímpico Abner Mares.Su nueva alianza con la promotora Top Rank -algo que Schaefer no permitió en sus años como CEO — busca crear una sólida barrera ante la entrada de ‘grandes jugadores’ el negocio.Haymon, que próximamente será promotor y anunciará su convenio de dos años con la compañía NBC para presentar una serie de 40 combates de alto nivel a partir del mes de marzo, llega para competir con las empresas de televisión HBO y Showtime, líderes en el ‘pague por ver’.

Esta movida ha obligado múltiples cambios en la programación y estrategia de las grandes empresas como Top Rank y la propia Golden Boy, al punto de que ya se habla de forma más concreta de la posibilidad de un junte entre HBO y Showtime para la realización el mega combate entre Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao el 2 de mayo en Las Vegas, lo que dejaría para antes o después el otro proyectado gran choque entre Miguel Angel Cotto y Saúl ‘Canelo’ Álvarez. De la Hoya no reveló si su acuerdo con Schaefer también le impide a éste último involucrarse en el boxeo hasta el 2018 como se había dicho desde un principio, aunque la realidad es que Haymon se encargará de mantenerlo activo aunque no de forma directa. La visión de Schaefer -a quien se le acredita el gran crecimiento que tuvo la empresa de De la Hoya — es una fundamental para cualquier empresario que nuevas ideas como lo es el caso de Haymon. No nos deberíamos extrañar si en efecto aquella cuantiosa oferta de la que se habló una vez y que le fue alegadamente presentada a De la Hoya para comprarle todos los activos correspondientes a Golden Boy Promotions, haya sido por conducto secreto del propio Haymon cuya cuenta bancaria parece no tener fin.

A De la Hoya aún le quedan peleadores como Leo Santa Cruz, Amir Khan y Lucas Matthysse. Pero, el mismo viernes en que se produjo el acuerdo entre Oscar y Schaefer, también debutó quien probablemente sea el archirrival de Haymon en el boxeo. La compañía Roc Nation, propiedad del multimillonario rapero Jay Z debutó con una cartelera en el teatro del Madison Square Garden y lo hizo con el veterano promotor Gary Shaw abordo.Es importante señalar que no existen relaciones cordiales entre Jay Z y Haymon. Este último fue una vez manejador de la cantante Beyonce, esposa del rapero y quien lo demando por alegado mal manejo.Roc Nation compró la compañía de Shaw y todo su personal, y convirtió a éste último en su líder de estrategia en el deporte de los guantes logrando así un sólido arranque.La negociación también dejó a Roc Nation con grandes nombres como el prospecto junior welter puertorriqueño Thomas Dulorme quien estaba ligado promocionalmente a Shaw, aunque el boricua es quien tiene la mayoría de las acciones de su contrato.También tienen a Bryan Jennings y al peso mediano Daniel Geale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *