Pablo Sarmiento estalla contra Maravilla Martinez.

Izquierdazo/ — Luego de que Sergio «Maravilla» Martínez anunciara públicamente su retiro del boxeo profesional, su ex entrenador Pablo Sarmiento, estalló en reclamos hacia el peleador argentino desde su cuenta de Twitter.

El medio argentino Crack Deportivo logró contactar al ex entrenador de Sergio Martínez, Pablo Sarmiento, para que detallara sus acusaciones ante los micrófonos de Radio Güemes. Y esta es la nota publicada por Crack Deportivo con las declaraciones completas de Sarmiento.

“Estoy enojado porque escuché cosas que no me gustaron; por ejemplo que no me nombre ni me agradezca porque uno tiene que ser agradecido en la vida. Estuve escuchando a Maravilla en conferencia de prensa y agradeció a todo el mundo menos a mí que lo llamé cuando él estaba tirado ahí en España, se olvidó de agradecer a la persona que lo fue a buscar a la estación de tren, a quien lo llevó a comer con su familia. A la persona que en la última pelea lo salvó de que no terminara en una silla de ruedas, son cosas que molestan y yo siempre me he callado pero uno tiene su orgullo y hay cosas que no puedo dejar pasar”, comenzó diciendo Sarmiento.

En ese contexto y anticipando que tiene muchas cosas más para decir, el cordobés resaltó: “Tampoco voy a largar todo lo que tengo. Él me faltó el respeto a mí y a mi familia, sabe bien lo que hizo en España una noche que salimos a cenar y esa me la tengo guardada, cuando lo tenga que decir lo voy a decir, no tengo nada que ocultar. Yo lo reto a que se siente en un canal de televisión con cualquier periodista adelante mío y que desmienta si puede todo lo que yo puedo decir de él”.

Consultado por el suceso al que se refiere en España el entrenador fue bastante claro al asegurar que “lo que pasó  fue algo mucho más grave que una discusión que no llegó a más porque yo me mantuve tranquilo”.

“Yo sé bien lo que hizo y lo vi, no me lo contó nadie. Yo soy más persona que él. Cuando cuenta de aquel famoso papelito con el número que él se llevó de acá de la Argentina ese número era el mío, y por ese llamado me tiene que tener respeto y me lo faltó”, prosiguió.

En tanto, contó cómo fue que comenzó a trabajar junto a Martínez. ”Con mi hermano (Gabriel) se portó mal y le faltó el respeto. Cuando a mi hermano le pasa lo que le pasó (fue encarcerlado por un incidente en que una persona resultó con lesiones irreversibles, aparentemente ocasionadas por el otro hermano, Orlando Sarmiento, y lesiones por las cuales Gabriel se echó la culpa), yo estaba en Estados Unidos. Allí, Maravilla y su socio vinieron a plantearme que lo tenía que entrenar o sino había que buscar otro entrenador y yo estaba ahí y no me quedaba otra opción”, aseguró.

En esa línea, Sarmiento continuó: “Martínez le faltó el respeto a mi hermano, a mí y a todo el mundo. Yo tengo códigos en la vida y él no los tuvo. Estoy dolido porque la verdad que yo di mucho y me callé muchas cosas que largó acá en Argentina y que contó en el libro que no son verdad y yo no dije nada”.

Como si eso fuera poco, el preparador siguió dando motivos del por qué de su enojo y aseguró: “Ahora estoy dolido que no haya dicho por lo menos ‘agradezco a la persona que atendió el teléfono’ así no de mi nombre. Estoy dolido porque yo sé que hay muchas mentiras que dijo y no me las voy a callar, el que me quiera creer que me crea, yo no tengo por qué mentir. Sigo siendo la misma persona que fui desde que salí del barrio. Yo sé mucho de él y muchas mentiras que dijo, Yo hice mucho por Martínez”.

“Lo único que les voy a decir es que una vez estando cara a cara comiendo en california él me dijo ‘A la gente en Argentina tenes que darle pena así te la metes en el bolsillo’ y eso no me lo voy a olvidar jamás y tengo muchas más cosas para contar”, anticipó Pablo Sarmiento.

Asimismo no dudo en decir que “si hubiese sido una persona con los pantalones bien puestos, por ahí me lo callo pero esto llegó a un límite de pensar por qué no estoy hablando y diciendo la verdad. Lo que me hizo explotar fue que el tuvo una conferencia de prensa hace unos meses en Córdoba y yo entré con mi señora y mi hijo y mandó a sacarme con la policía y nunca supe por qué. Todavía estoy esperando que dé la cara”.

Tras esto, volvió a remarcar: “Yo no tengo problemas de sentarme frente a él. Quiero que me diga por que hizo sacarme por la policía. Yo estuve en las buenas y en las malas, lo senté con mi familia y mis hijos le di de comer mientras estaba tirado en España, en las buenas también estuve, cuando en la última pelea llegó ‘KO’, yo paré la pelea porque iba a terminar mal y son cosas que a uno lo hacen explotar y no me voy a callar la boca”.

“Sé que pasó para que esto termine así, lo que hizo fue jodido y yo así todo fui igual a la conferencia en Córdoba. La realidad es que lo que hizo era para agarrarlo y decirle ‘yo te voy a enseñar lo que es ser hombre’ e hice como había pasado nada y él me mandó a la policía diciendo de su parte que yo no podía estar ahí adentro”, confesó Sarmiento.

Aunque sabe que la reacción no va a ser buena, Sarmiento todavía se siente esperanzado en que en algún momento Maravilla le diga “me equivoqué”. “Que me hable a la cara aunque no lo va a hacer porque es una persona sin códigos. Él no me va a llamar y yo no doy marcha atrás en nada porque jamás voy a mentir. Yo no gano nada mintiendo y no tengo problema en tener un mano a mano en entrevistas con nadie. Esta pelea no tiene nada que ver con peleas técnicas ni su estado de salud, es por otro tema”, prosiguió contando.

Para finalizar, contó uno de los sucesos que significó una gran molestia para él cuando aún permanecía siendo su entrenador. “En Vélez me hicieron comer que los dirigentes no querían que yo suba con la camiseta de San Lorenzo porque lo tenía prohibido, y en realidad fue porque él no pudo subir con la camiseta de River. No me permitieron que yo lo hiciera como lo hacía siempre y eso fue orden de Maravilla y su socio”, finalizó Pablo Sarmiento.