¿Velada benéfica o el negocio del año?

AEBOX/Gonzalo Campos/ — La historia que hoy nos ocupa tiene como protagonista a una chica de 35 años a la que a los 22, le dieron la terrible noticia que confirmaba una enfermedad que hoy la tiene sin movilidad en sus piernas y con una salud muy delicada. Su malformación arteriovenosa tiene a  Ana Pardo, necesitada de un tratamiento muy caro, que desde que la seguridad social se lo negó con los recortes, han hecho empeorar su salud.

El pasado día 4 de Junio, el máximo responsable del Gimnasio Sexto Asalto de Leganes, Iván Marcuello, decidió realizar una velada a beneficio de Ana, y movilizo a la gran familia del boxeo dispuesta a solidarizarse participando en una velada que fue un autentico éxito de participación con equipos de Asturias y Madrid.

La velada contó con la asistencia de 700 personas según la organización y 1000, según escribían algunos medios que cubrieron el evento. Todo un logro y una muestra inequívoca de que cuando de una causa noble se trata, el publico acude en masa.

Hace algunos días, me llegaban informaciones sobre el malestar de algunos de los deportistas y entrenadores que participaron en el evento de forma desinteresada, indicando que gran parte del dinero recaudado en la velada no se había entregado a su beneficiaria y que se estaba gastando en diferentes cenas y en reformas en el gimnasio del organizador.

Al hilo de esta información, nos pusimos en contacto con diferentes participantes que nos confirmaron que efectivamente no cobraron por pelear en la velada dado el carácter benéfico de la misma ,y con la familia de Ana Pardo para que nos explicaran como vieron ellos la velada y cual fue el resultado de la misma.

En mi conversación con esta familia, lo primero que me expresaron fue su intención de no entrar en polémicas sobre este tema ya que lo consideran el menor de sus problemas. A mi pregunta de cuanto dinero se recaudó en la velada, me respondieron que a ellas se les hizo entrega de un sobre con 1.000 Euros y que eso fue todo lo que recibieron. También quise saber como fue la recaudación de la fila cero, y me respondieron que aun desconociendo la cantidad de personas que colaboraron en esa fila cero, ellas recibieron multitud de llamadas y mensajes de personas interesadas en colaborar y a las que facilitaron un numero de cuenta para esa fila, cuenta a nombre de la la esposa del organizador.

Tras recopilar toda esta información, me puse en contacto con el organizador, Iván Marcuello, para explicarle todo lo que se estaba comentando y para conocer su versión de los hechos antes de escribir este articulo. Le propuse que me facilitara las cuentas de la velada para disipar las dudas, a lo que se negó rotundamente diciendo que nosotros no teníamos por que ver una documentación que era suya. También le pregunté por la fila cero, a lo que respondió, que no había habido recaudación de fila cero. ¿Nadie participó en la fila cero? También le pregunté por la recaudación de la velada, a lo que respondió, que el había puesto dinero suyo para poder darle los 1000 Euros a la familia. Posteriormente ya fue haciendo memoria y llegó a reconocer que si que hubo algo de fila cero y también me reconoció que la cuenta bancaria estaba a nombre de su esposa.

Tras escuchar la versión de un Iván Marcuello nervioso y amenazante con que me llamaría su abogado, yo me hago multitud de preguntas, ya que personalmente no me cuadra que en una velada donde no ha cobrado casi nadie, donde supuestamente multitud de personas participaron en la fila cero, y donde hubo una entrada de 700 personas según el organizador y de 1000, según algunos medios presentes en el evento, no haya mas que 1.000 Euros de recaudación. ¿Donde está el resto del dinero recaudado?

El ayuntamiento de Leganes cedió el pabellón de manera gratuita, y con una entrada de 700 personas a 10 Euros por personas la cuenta está muy clara. 7.000 Euros.

¿Donde está la recaudación de la fila cero? ¿Por que la fila cero iba a una cuenta del organizador y no a la de Ana? ¿Por que no se le enviaron las cuentas a Ana Pardo tras finalizar la velada? ¿Por que Ana y su familia han perdido el contacto con Iván Marcuello desde el día de la velada?

Desde aquí no acusamos a nadie porque realmente no conocemos las cuentas, pero no me negaran que hay muchas cosas que no cuadran y muchas explicaciones que dar por parte del organizador. Esperemos que el Ayuntamiento de Leganes pida explicaciones sobre este asunto.  No puedo imaginar que alguien se lucre utilizando la enfermedad de otra persona.        ¿Velada benéfica o el negocio del año?