Indignante robo al argentino Gustavo Lemos en su combate ante Richardson Hitchins en Las Vegas

AEBOX/Vicente Campos/–Ni siquiera Richardson Hitchins se creía las puntuaciones de los jueces que le dieron ganador el sábado por la noche. Hitchins se llevaba una de las victorias peor puntuadas del año en su eliminatoria por el título IBF 140 libras contra el argentino Gustavo Lemos en una Velada organizada por Matchroom Boxing en DAZN en el Fontainebleau Las Vegas, Las Vegas.

Las indignantes puntuaciones fueron 117-111, 115-113 y 115-113 ¡ a favor de Hitchins !. Esas puntuaciones fueron absurdas para el combate que hemos visto esta noche, pero eso es lo que se está viendo desde hace tiempo con los arbitrajes y las puntuaciones en el boxeo a nivel mundial. Hace unos días veíamos a Farah El Bousairi y su equipo irse de Canadá tras su combate con Kim Clavel con la misma cara con la que se bajó del ring Gustavo Lemos anoche, incrédulos e indignados. Fue una mala puntuación y un árbitro pasivo que permitió a Hitchins agarrar a su rival durante toda la noche sin penalizarle.

Lemos llevó el peso del combate, conectando los golpes más duros y dañando a Hitchins en varias ocasiones. Hitchins estuvo corriendo la mayor parte del combate, y la única vez que se paró fue para poder agarrar a Lemos. Incapaz de hacer frente a la potencia de Lemos, Hitchins se vio obligado a agarrarse, hacer brazos rectos y moverse para evitar que le dieran una buena paliza. El árbitro no hizo nada ante los excesivos agarres de Hitchins, que debería haberle restado varios puntos y descalificado.

No está claro por qué el árbitro no le quitó puntos o ni siquiera advirtió a Hitchins. El árbitro tenía que ser consciente de que Hitchins estaba manipulando el sistema con sus agarres y, sin embargo, permaneció pasivo durante todo el combate permitiéndole hacer a Hitchins todo lo que quiso. Fue desconcertante y alarmante que un árbitro se quedara mirando sin mover un dedo para detener ese comportamiento.

El agarre de Hitchins fue su principal táctica defensiva, y sin duda, se excedió en su uso durante todo el combate. ¿Cómo es posible que el árbitro no advirtiera de los agarres que estaba haciendo Hitchins? Estaba agarrando literalmente a Lemos cada vez que se acercaba lo suficiente para conectarle.

La victoria de Hitchins le convierte en aspirante oficial al título Superligero de la IBF que ostenta el puertorriqueño Subriel Matias. Se enfrentará a Liam Paro en junio, y Hitchins se enfrentaría entonces al ganador.

El promotor Eddie Hearn comentó tras el combate:

«Si Richardson se desempeña así contra Matías, no lo vencerá. Pero ha pasado por esos momentos horribles y puede recordarlos cuando las cosas se pongan difíciles nuevamente». 

Otra indignante victoria, a esperar cuando será la próxima…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *