Ryan García da la sorpresa y se impone a Devin Haney tras mandarlo tres veces a la lona

AEBOX/Vicente Campos/–Ryan García ha dado esta pasada noche un giro a su carrera al conseguir una de las victorias más importantes para destronar a Devin Haney como campeón superligero del WBC.

García no salió del Barclays Center en Brooklyn, Nueva York, con el título, porque se había pasado 3,2 libras en el pesaje, lo que lo hacía inelegible para ganarlo. Pero mejoró su reputación y su futuro al conseguir la victoria más improbable, con puntuaciones de 112-112, 114-110 y 115-109.

En un duelo de viejos conocidos, el veloz púgil Ryan “KingRy” García envió tres veces a la lona a Devin “The Dream” Haney, para imponerse por decisión mayoritaria en el combate estelar de una Velada que se ha celebrado esta pasada noche del sábado en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York.

García mandó a la lona a Haney en los asaltos 7, 10 y 11, amparado en su velocidad y un gancho de izquierda que hizo daño toda la noche. Pero al final del combate, el juez Max DeLuca vio la pelea igualada 112-112, mientras que los otros dos jueces, dieron el fallo justo a favor de García con tarjetas de 114-110 y 115-109.

Con el comportamiento errático de García antes de la pelea y su fracaso en alcanzar el peso de 3.2 libras para disputar el título superligero del WBC, era fácil predecir la victoria de Haney, pero esto es Boxeo…

En medio de muchos amarres y algunos momentos aburridos, Ryan García supo realizar un mejor trabajo y ganar con lo justo, en medio de la parcialidad vista a todas luces del referí Harvey Dock, quien más bien parecía parte del equipo de trabajo de Haney.

Desde que sonó la campana, García sorprendió a Haney con un gancho de izquierda en el primer asalto que lo puso en malas condiciones. Ryan presionó más, fue más efectivo, pero en la recta final del asalto, Haney se vio un poco más asentado, superando el susto inicial.

El segundo asalto fue bastante frío, con muchos amagues, sin golpes importantes. Con excepción de una buena combinación lanzada por Haney, el resto del asalto fue de muchas fintas y amarres.

Haney, más activo en el tercero, con más velocidad y combinaciones. Aunque se agacha y agarra mucho cuando García inicia su ataque. Una izquierda de Haney hizo retroceder a García, quien se mostró furioso y dispuesto a intercambiar metralla, pero no pasó a más.

Haney volvió a atacar en el cuarto asalto, en medio de una serie de amarres de una pelea que sigue sin levantar a los aficionados. García siempre está perfilándose, cuidándose el rostro de la derecha de Haney y la pelea no entra en intensidad.

El quinto fue otro asalto frío, sin mucha acción. Haney lanzó algunos mejores golpes, Ryan respondió en cierto momento, pero la pelea seguía sin emocionar.

Nos vamos al sexto asalto, donde se vieron algunos destellos de la velocidad de García, pero igualmente fue otro asalto de poca acción, con muchos agarres y esa defensa perfilada de García que afea el espectáculo.

Pero fue en el séptimo, cuando comenzó el martirio de Haney, quien se fue a la lona víctima de un gancho de izquierda de García, una mano que lo hará tener pesadillas por mucho tiempo o posiblemente durante toda su vida.

Pero el referí Harvey Dock le da mucho tiempo de recuperación a Haney, y le resta un punto a García por golpear cuando los llama a separarse después de un agarre. Haney se va dos veces más a la lona, y el referí Dock no les da validez a las caídas.

En el octavo, García deja ‘vivo’ a Haney cuando muchos esperábamos que fuera a terminar el combate. Y la pelea vuelve a ser la que hemos visto anteriormente, con muchos agarres.

El noveno asalto nuevamente con agarres, perfiladas de García y los constantes amarres de Haney, que restan brillo a la pelea. Cinco golpes de Haney a la espalda de García, y el referí Dock ni le llama la atención.

En el décimo, García manda nuevamente a la lona a Haney con combinaciones. Lo volvió a poner en malas condiciones con un certero gancho de izquierda, pero cuando esperamos que vaya a por él, vuelve a bajar la intensidad. Increíble, como García deja que pase el tiempo, aunque probablemente se deba a la táctica y no quiera arriesgarse, tal como hizo en su día Bivol con Canelo.

En el 11º, García nuevamente somete a Haney con un gancho de izquierda. Lo manda la lona nuevamente con el gacho de izquierda y una veloz combinación. Cae por tercera vez en la pelea y se nota claramente el daño que García infringe con su izquierda de poder.

En el 12º asalto, García se dedicó a payasear en el final del asalto, en el que no hubo mucha acción, llegando a la decisión de los jueces que le vieron como un ajustado ganador, a pesar de esas tres caídas validadas.

Con este resultado, Ryan García da un vuelco a su carrera y mejora su récord a 25-1, 20 KOs, mientras que Haney pierde su invicto, dejando su palmarés en 31-1, 15 KOs. Haney llegó como Campeón Mundial Superligero del WBC, y seguramente el título quedará vacante porque Ryan llegó excedido al pesaje del viernes como ya informamos en AEBOX.

Atrás quedan las amenazas y broncas que hemos visto estos días atrás, con los padres de ambos púgiles, sobre todo el de Haney, tomando un protagonismo que esta pasada noche han recuperado los que tenían que tenerlo.

Queremos ver qué camino toma Ryan García a continuación, pues ha demostrado esta noche que todavía hay boxeador después de haberle callado la boca a Haney y su padre…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *