Andre Ward – Paul Smith. El Regreso de un Grande.

 

AEBOX/José A. Gonzalez (Ronin)/ — Después de 19 meses y debido a unos problemas legales con su ex promotor, Andre Ward volvió a la tarima brava, y de qué manera.

En el combate celebrado la pasada noche en el Oakland Oracle Arena de California y ante el inglés Paul Smith, Ward nos dejó en la retina su perfecto estado, sus buenos desplazamientos, sus ganas de seguir haciendo las cosas bien y un estilo cada vez más preciosista que levanto al público más de una vez de sus asientos.

Desde el inicio de la batalla Ward mostro sus armas: un poderoso e incansable jab de izquierdas, unas buenas combinaciones tanto arriba como abajo y unos desplazamientos que dejaron en todo momento a Smith fuera del alcance de sus golpes.

El inglés que en mi opinión subió algo pasado de peso se limito desde el inicio a defenderse, con una defensa muy cerrada, sacando muy pocos golpes y salvo en el séptimo asalto que conecto un recto de derecha, que le hizo venirse algo arriba, no demostró nada más.

Ward que fue de menos a más, incansable con su duro jab de izquierda, doblando golpes a la cabeza y cuerpo, abriéndole la ceja en el séptimo, conecto un precioso y potente upper de izquierdas en el octavo asalto que nos hacía presagiar que no llegarían al final de los 12 rounds pactados.

Y así fue con la cara ensangrentada e incapaz en la esquina del inglés por cortar la hemorragia, Ward sigue martilleando el rostro de Smith en el noveno, hasta que en una acertada decisión, la esquina del inglés a poco más de un minuto para terminar el round, lanza la toalla.

Y es que el boxeo mundial está de enhorabuena, y no es porque sea uno de mis preferidos actualmente, que lo es, sino porque un gran boxeador con un talento indiscutible y un saber sufrir como ya lo vimos en su pelea con Fronch está de vuelta.