“Senior Micha” tuvo que emplearse a Fondo ante Reynaldo Mora

AEBOX/Nacho Gutierrez/Fotos: Javier Alonso/  — Un rival más complicado de lo esperado…o simplemente un rival con oficio que le obligó a emplearse a fondo. Estas frases podrían resumir fácilmente el combate de Michael “Senior Micha” Mkrtchyan. Quizás pudieran parecer simplistas para el lector pero la verdad es que a Micha le pusieron una ecuación que le costó resolver. Y lo positivo es que la solucionó a base de trabajo y más golpes que Reynaldo Mora. Fue un combate raro porque el nicaragüense nos engañó en el buen sentido de la palabra. Era más fuerte y pícaro de lo que parecía, al margen de su capacidad de encaje y oficio en el Clinch.

El combate empezó con un asalto que no era de tanteo y con un Mora viéndolas venir a base de voleones y agarres. En los primeros asaltos Micha supo responder con golpes abajo cada vez que entraban en clinch y con dos golpes de más en cada serie. Pero el nicaragüense las tomaba sin alterarse y, encima, iba hacia delante aunque sin sacar manos fuertes. Más bien para puntuar. En el cuarto y quinto nos invade el hastío porque a Micha le cuesta dar con la solución: pasito atrás, series abajo y más presión. Suena fácil decirlo pero Mora no permitía solucionar el problema, cosa que se le agradeció por el bien del espectáculo. Antes del sexto, el púgil de Managua necesito de intervención médica al señalar que sentía molestias en la mandíbula y el lado izquierdo de la cara. Todo quedó en un susto.

Quizás lo mejor fueron los intercambios esporádicos en los que Micha sacaba partido por su rapidez y sus golpes de más. Estuvo bien el trabajo del hispano-armenio con la izquierda y por dentro, aunque desluciera por tanto agarre. Bien a Micha por el trabajo realizado aunque pudo haber hecho un poco más y haber trabajado el golpeo de desgaste a los costados. Y bien a Mora, por plantar cara y no abandonar a las primeras de cambio a pesar de tenerlo todo en contra. Fue profesional. Al final victoria a los puntos para Mkrtchyan al que nos gustaría verle el año que viene con rivales de un peldaño superior y, claro está, con título de por medio.

Antes del combate de fondo, y dentro del superwelter, Antoñito Gómez “El Tornado” ganó por K.O en el segundo a Daniel Gurau tras un gancho al hígado del que no se pudo recuperar. El rumano empezó con ganas y haciendo frente a la mayor acometividad de un Antoñito muy resguardado y paciente que suma así su tercera victoria.

En el primer enfrentamiento profesional de la noche (4×3) el ligero Ion Costín gano por k.o. en el tercero a Daniel Enache, tras un gancho al hígado con efecto retardado y una izquierda al rostro. A pesar de la movilidad y buenos fundamentos del rumano, Costín fue mermando abajo y arriba a un rival muy digno y valiente.

En el campo amateur (peso superligero) Brando Oertel(Saga Heredia) gano por K.O. Técnico en el segundo asalto a Chady Santaella después de dos cuentas de protección. Brando estuvo muy codicioso y con buenos golpes por dentro, perfecto el uno-dos. Felicidades a Chady por la valentía y aceptar el combate con tan poco tiempo.

Antes, en los superligeros, Samuel “La Esencia” Molina gano a los puntos a Mikael Foster (MGM Marbella) imponiendo un ritmo endiablado en algunas fases del combate y replicando golpe por golpe. Foster tiró de coraje pero se agarró demasiado.

En los medios, Alex Rubio(Boxeo Málaga) ganó por puntos a Angel Villen(Jaén Buendía ). Buen combate con intercambios duros y buenos desplazamientos.

La velada comenzó con la victoria a los puntos de Marco Cifrone(Boxeo Mijas) ante Antonio Fernández( Zaragata Almería). Quizás demasiados agarrones pero Marco consiguió buenas contras y mayor iniciativa.

Termina así el año boxístico en Málaga, a expensas de que organicen algo en extremis, con la sensación de que el boxeo se recupera y evoluciona favorablemente en la Costa del Sol.

 

FullSizeRender (60)