La Asociación mundial de boxeo, por buen camino

ESPN/Dan Rafael/ — ¿Acaso será posible? ¿Será verdad? ¿La Asociación Mundial de Boxeo (AMB) realmente hará lo correcto? ¿Hará algo que tiene sentido? ¿Hará algo -¡gulp!- que es bueno para el boxeo?

No quiero adelantar nada pero, en este momento, parece como si la respuesta fuera afirmativa. Lo digo cortésmente.

Cualquiera que haya leído mi trabajo, sabe que he tenido grandes problemas con la AMB durante años. Es posible que haya usado la palabra «rancio» varias veces al momento de describir la organización que recientemente incluyó a un boxeador difunto en sus clasificaciones durante varios meses.

Mi principal problema ha sido que la AMB corona hasta cuatro campeones en la misma categoría de peso — súper, regular, unificado e interino — aparentemente sólo para generar más cuotas de sanción. Además, los boxeadores y promotores están más que felices de aceptarlo.

Es suficiente para volver a una persona loca, porque independientemente del provecho a corto plazo que pudieran sacar los pocos individuos que obtienen un beneficio de todos los cinturones adicionales, nunca creí que valiera la pena el daño a largo plazo que sufre la poca credibilidad que le queda al deporte. Simplemente sonaba estúpido tener más de un campeón en la misma organización y en la misma división.

A lo largo de los años, he tenido muchas discusiones con el presidente de la AMB, Gilberto Mendoza Jr., quien me agrada personalmente, aun si no podemos estar de acuerdo en las cosas más obvias.

Pero quizá, solo quizá, la AMB se adentra en una nueva era. Digo quizá, aunque con ánimo de ser buena gente, le concederé a Mendoza -quien hace poco fue promovido a presidente de la WBA a raíz de la reciente enfermedad terminal de su padre, el presidente durante largo tiempo, Gilberto Mendoza Sr.- el beneficio de la duda y diré que todo apunta a que así será.

La eliminación de múltiples títulos mundiales en la misma división no sucederá de la noche a la mañana. Lo entiendo, pero Mendoza me dijo personalmente que reducirá el número de títulos. Le tomaré la palabra mientras no se pruebe lo contrario.

«Estoy trabajando para reducir el número de títulos», me dijo Mendoza el martes. «(Es posible) que en un principio algunos promotores se quejen. Solo les diré que es mi decisión final. No les quedará más alternativa que aceptar».

Hasta ahora, todo bien. Cuando las nuevas clasificaciones de la AMB se dieron a conocer esta semana, Floyd Mayweather, el «súper campeón» de la AMB en las categorías peso súper welter y welter, finalmente fue eliminado de la lista de campeones y los cinturones estaban vacantes. Ya era hora, considerando que se retiró hace más de cuatro meses.

Sin Mayweather — aunque aún puede intentar ganar cualquier cetro de inmediato si decidiera regresar, y no tengo ningún inconveniente con eso –, Keith Thurman es el principal campeón peso wélter de la organización y Erislandy Lara es el principal poseedor del título súper welter.

Aún hay campeones interinos en ambas divisiones (Jack Culcay en 154 y David Avanesyan en 147), pero Mendoza me comentó que Thurman y Lara no serán elevados a «súper campeones» y los campeones interinos no serán reclasificados como campeones «regulares».

Además, Mendoza dijo que finalmente daría la orden para que Thurman y Lara se enfrenten a los campeones interinos en defensas obligatorias, lo cual reduciría el número de campeones en esas dos categorías a… ¿listos? uno en cada una. Sorprendente.

Mendoza también estableció planes para reducir el número de campeones a uno en la división de peso pesado, donde la WBA reconoce actualmente a tres.
Tyson Fury es el «súper campeón» (y el campeón lineal) después de que venciera el 28 de noviembre a Wladimir Klitschko; Ruslan Chagaev es el monarca «regular» y Luis Ortiz el campeón interino.

Ya está programado que Chagaev se enfrente a Lucas Browne en una defensa el 5 de marzo. El vencedor deberá enfrentarse a Fres Oquendo, de acuerdo con el resultado del juicio de Oquendo en un tribunal federal de los Estados Unidos. Este es solo un lado de la moneda.

Del otro lado, Fury y Klitschko se enfrentarán de nuevo a finales de la primavera o verano.

«Cuando Klitschko y Fury se enfrentaron por primera vez, la AMB autorizó un contrato que tenía una cláusula de revancha que pretendemos respetar», dijo Mendoza.

Entretanto, Ortiz deberá enfrentarse a Alexander Ustinov antes del 19 de junio. Considerando que es probable que Oritz se enfrente en HBO a alguien más el 5 de marzo, Ustinov sería el siguiente. Mendoza dijo que el vencedor de la pelea Fury-Klitschko II deberá enfrentarse al que gane entre Ortiz-Ustinov, eliminando el título interino.
Quienquiera que salga victorioso entre Fury/Klitschko/Ortiz/Ustinov deberá enfrentarse a quienquiera que gane las peleas Chagaev/Browne/Oquendo, eliminando, de esta manera, otro cinturón.

«Los ganadores de los dos grupos pelearán por el título mundial», dijo Mendoza. «Y la WBA tendrá un solo campeón, como todo el mundo espera».
Obviamente, si se presentara una pelea de unificación -digamos, Fury contra Deontay Wilder- no me importaría si hubiera un retraso en el camino de la WBA hacia un cinturón único. Pero el plan está en pie y me pregunto: ¿en dónde estuvo la dificultad?

FullSizeRender (60)