Teófimo López Sr: «Vamos a noquear a Haney, no aguantará seis o siete asaltos»

AEBOX/Vicente Campos/–A Teófimo López Sr no le agradan los elogios que está recibiendo Devin Haney tras su victoria ante Regis Prograis, que le ha servido para proclamarse campeón en la división del peso Superligero.

En su combate en el Chase Center de San Francisco, muchos creían que Haney abandonaría el ring con el título del CMB en su cintura, pero con mucho sufrimiento.

Regis Prograis menospreció a Haney, prometiendo desfigurarle la cara, romperle algunas costillas y mandarlo al hospital, aunque Haney parecía muy tranquilo. Las palabras de Prograis parecían duras desde fuera, pero Haney tenía la sensación de que una vez se vieran en el ring, a Prograis se le bajarían los humos. Y sin duda acertó

Prograis se encontró a un Haney muy superior al que no pudo intimidar en toda la noche. Y en la mayoría de los casos, no pudo evitar los ataques de Haney. Cuando sonó la campana final, la cara de Haney no denotaba haber tenido un combate de Boxeo, mientras que Prograis no podía presumir de lo mismo.

Los elogios para Haney llegan sin parar. Todo esto, sin embargo, está enfadando a López Sr. Desde su punto de vista, el recién coronado campeón de las 140 libras es simplemente un boxeador de pocos recursos.

Y en una entrevista a ESNEWS, así lo reflejó López Sr:

“Una vez que te alejas de ese golpe, está jodidamente muerto”.

Pero hasta ahora, a pesar de enfrentarse a rivales de primer nivel, prácticamente nadie ha podido utilizar el consejo de López Sr para conseguir una victoria contra el ya campeón en dos divisiones.

Sin embargo, los fracasos de quienes le precedieron ahora están obligando a López Sr. Durante años, el dicharachero padre ha querido que su hijo y actual campeón de las 140 libras de la OMB, Teófimo López, se enfrente con Haney para poner fin a su carrera, poner fin a lo que él cree que es un trabajo demasiado magnificado. 

Unificar títulos se ha convertido en un objetivo de los López. Es decir, un enfrentamiento con Haney es tanto una posibilidad como una necesidad. Si las dos partes pueden superar las fanfarronadas que se dicen y se dirán, y consiguen llegar a un acuerdo, López padre no ve por qué su pelea de unificación no pueda celebrarse en 2024.

En cuanto a cómo se desarrollaría dicho combate, López Sr lo tiene claro:

“Vamos a noquear a ese tipo. No aguantará seis o siete asaltos. Mi hijo se dará cuenta de ese golpe. Eso es todo lo que tiene”.

Sería un buen combate y una buena prueba de fuego para ambos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *