El púgil japonés Kazuki Anaguchi sigue en coma 28 días después

AEBOX/Vicente Campos/–Kazuki Anaguchi comenzó a convulsionar después de perder por primera vez en su carrera contra Seiya Tsutsumi, los temblores en sus piernas no auguraban nada bueno, como por desgracia, así se confirmó. La derrota en diez asaltos se produjo en el Ariake Arena de Japón donde disputaron el campeonato Gallo japonés, en la velada en la que Naoya Inoue agrandaba su leyenda ante Marlon Tapales.

Posteriormente, los servicios médicos se llevaron a Anaguchi al hospital al ver que su estado revestía gravedad pues no se podía tener en pie y hubo que ayudarlo a llegar al vestuario. 

Una vez bajo el cuidado de los médicos, fue operado de emergencia por un hematoma subdural en el lado derecho de su cabeza.

Los médicos indujeron a Anaguchi a un coma inducido del que aún no ha salido. Hasta ahora, no ha habido cambios en el progreso del boxeador, lo que día a día nos inquieta bastante a todos los aficionados.

El púgil nacido en Osaka está recibiendo la mejor atención posible, como sugiere un comunicado del Shingen Boxing Gym sobre su estado.

“A todas las partes y aficionados interesados. Como muchos de ustedes ya sabrán por las noticias en línea, Kazuku Anaguchi, miembro del gimnasio, fue llevado al hospital inmediatamente después del evento en el Tokyo Ariake Arena el martes 26 de diciembre del año pasado».

“Anaguchi participó en la pelea por el título de peso Gallo japonés. Los médicos le diagnosticaron un hematoma subdural derecho tras la pelea. Aún no ha recuperado el conocimiento pero continúa recibiendo tratamiento».

“Hemos recibido palabras de aliento de muchísima gente. Quiero aprovechar esta oportunidad para agradecerles”.

La Comisión de Boxeo de Japón [JBC] pidió comprensión y dijo que darían actualizaciones a los interesados ​​en el momento apropiado.

“Muchos de nuestros boxeadores ya tienen programados peleas para este año. En estas circunstancias, todos miramos hacia el futuro. Nos estamos esforzando mucho por ayudar a nuestro amigo, que continúa recibiendo tratamiento».

«Gracias por vuestro apoyo. Con las palabras de aliento de todos, haremos todo lo posible para hacer lo que podamos y esperamos con ansias el regreso de nuestro amigo”.

Desde AEBOX deseamos de todo corazón su recuperación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *