Jairo Noriega se proclama Campeón Latino de la OMB al vencer a Azael Villar en un combate muy reñido

AEBOX/Vicente Campos/–En Velada celebrada en el Casino Pharaohs de Managua, Nicaragua y organizada por la promotora All Star Boxing este viernes, 8 de marzo, una cartelera internacional que tenía como combate estelar al púgil español Jairo Noriega, que se enfrentaba al panameño Azael “Candelilla” Villar.

El invicto peso Minimosca Jairo Noriega (14-0, 3 KOs) superó a Azael Villar (20-3-4, 15 KOs) en 12 asaltos en una deslumbrante exhibición de su talento en el combate estelar del viernes en el Casino Pharaohs, Managua, Nicaragua.

Noriega entró en la pelea como un boxeador clasificado mundialmente, y no sólo estuvo a la altura del ranking contra Villar, sino que también probablemente se acercó a una oportunidad por el título al ganar el Título Latino Minimosca de la Organización Mundial de Boxeo, título que supone un paso previo a la disputa del Mundial para el vencedor.

Noriega, aún teniendo a un gran rival enfrente, ha sido muy superior tanto en defensa, donde Villar ha estado todo el combate buscándolo, como en ataque, donde ha conectado los mejores y más contundentes golpes. Muy buen combate el del pupilo de Sento Martínez, que se lleva para España el cinturón de Campeón Latino de la OMB sin haber pasado apuros significativos.

Noriega dominó las tarjetas de los árbitros, 117-111, 117-111 y 116-112.

Resultados de otros combates:

En peso Minimosca, el nicaragüense Michael Carmona vencía por KOT al panameño Tomás Villar.

El mexicano Edwin ‘Canito’ Cano vence por KOT al hondureño Gerardo Sánchez después de darse una auténtica paliza. El árbitro paró el combate tras una gran serie del mexicano a la que Sánchez no respondió.

En peso Welter, el nicaragüense Harvin Aguirre vence por KOT al panameño Josué Alvarado en el tercer asalto.

La nicaragüense Eveling Ortega venció por Decisión Unánime a la guatemalteca Yanissa Castrellón en una auténtica batalla de las que hacen afición, pero en la que ganó de calle Castrellón, no se sabe qué combate vieron los jueces…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *