Ryan García da positivo en prueba antidoping realizada tras su combate con Devin Haney

AEBOX/Vicente Campos/—Malas noticias para Ryan García, quien dio positivo por una sustancia prohibida para mejorar el rendimiento conocida como ostarina el día de su victoria sobre Devin Haney el mes pasado en Nueva York, informaron algunos medios ayer miércoles por la tarde.

Las pruebas fueron realizadas por la Asociación Voluntaria Antidopaje (VADA), con sede en Las Vegas, y una persona cercana al proceso informa que también dio positivo en una segunda sustancia, conocida como 19-norandrosterona y que está «siendo confirmada por» las pruebas de Ratio de Isótopos de Carbono.

El prestigioso periodista de boxeo Dan Rafael fue el primero en informar de los resultados.

Según expertos en la materia, los resultados de las pruebas suelen requerir un plazo de 72 horas para su procesamiento si se realizan de forma inmediata.

García obtuvo una sorprendente victoria por decisión mayoritaria sobre el entonces campeón de peso Superligero del WBC Devin Haney, pero Haney retuvo su cinturón porque García se había pasado 3,2 libras en el pesaje para el combate después de un turbulento campamento en el que distribuyó una serie de extraños mensajes en las redes sociales y habló de beber alcohol y fumar marihuana, y en el que incluso se llegó a dudar de su salud mental.

Golden Boy Promotions, que representa a García, emitió un comunicado sobre el informe PED el miércoles: «Ryan ha hecho múltiples declaraciones negando haber consumido a sabiendas sustancias prohibidas, y le creemos. Estamos trabajando con su equipo para determinar cómo se llegó a este hallazgo y abordaremos este tema una vez que concluyamos ese proceso.»

El extitular del peso supermedio Lucian Bute dio positivo por ostarina tras un empate en 2016 contra Badou Jack, y finalmente fue multado y suspendido por usar la sustancia prohibida que mejora la resistencia y la capacidad de recuperación de los entrenamientos.

«Nos enteramos de esta situación no hace mucho y es lamentable que Ryan hiciera trampas y faltara al respeto tanto a los aficionados como al deporte del boxeo al pelear sucio y dar positivo no una, sino dos veces», rezaba un comunicado emitido por Devin Haney a ESPN.

«Siempre he sido un defensor de las peleas limpias y este es un ejemplo de ello. Ryan le debe una disculpa a los aficionados, y por su reciente tweet sigue pensando que esto es una broma. Nos jugamos la vida para entretener a la gente y ganarnos la vida. No se juega al boxeo.

«Esto pone la pelea bajo una luz completamente diferente. A pesar de la desventaja, luché con mi escudo y me levanté. La gente muere en este deporte. No es cosa de broma».

Veremos en qué queda la cosa, seguiremos informando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *