Kamil Szeremeta fue un juguete en manos de Gennady Golovkin

AEBOX/Gonzalo Campos/ — El campeón mundial de peso medio Gennady Golovkin venció anoche sin complicaciones al polaco Kamil Szeremeta, que no pudo salir a la campana del octavo asalto tras un duro correctivo.

En el Seminole Hard Rock Hotel and Casino de Hollywood, Gennady Golovkin retornaba al ring tras una larga ausencia, y lo hacía frente al invicto campeón polaco Kamil Szeremeta.

El combate no supuso ninguna incertidumbre desde el principio, y es que GGG, comenzó con el jab y enseguida empezó a llegar con golpes desde todas las facturas que fueron mermando al polaco, que en ningún momento supo descifrar un boxeo que no estaba a su nivel.

El polaco se animó con el jab al principio, hasta que un gancho de derecha por dentro al fallo de una izquierda recta, le explotó en la mandíbula y marcó el punto de inflexión de un combate cuya única incertidumbre era saber cuando Kamil se iría a su casa.

Golovkin puso en la lona a Szeremeta en el primero, segundo, cuarto y séptimo asalto, tras una autentica paliza de un Gennady que lució fuerte y contundente, y al que los golpes del polaco no le inquietaron lo mas mínimo.

A la salida del octavo asalto, los cuidadores de Szeremeta determinaron que su pupilo no se encontraba en condiciones de continuar una desigual contienda en la que el polaco ya no tenía ninguna oportunidad.

Brillante victoria de Gennady Golovkin, que retuvo sus títulos IBO e IBF, de peso medio, pero ante un rival demasiado flojo para determinar las opciones reales de GGG en la élite, que con 38 años sigue aferrado a la idea de convertir en trilogía su enfrentamiento con Canelo Álvarez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *