El arbitro Howard Foster y sus cuentas pendientes con Josh Warrington

AEBOX/Gonzalo Campos/ — La desastrosa actuación del arbitro internacional británico Howard John Foster, en su puntuación de la pelea de Kiko Martínez, (Foster fue uno de los tres jueces que vieron perder a Kiko frente a Barrett, puntuando 116-113, a favor del británico) no quedó ahí la noche del sábado, sino que gracias a su pésima actuación posterior como arbitro principal en la pelea de Warrington, el ya ex-campeón acabó con un tímpano perforado, una fractura de mandíbula, y un futuro mas que incierto como consecuencia de la paliza recibida.

¿Por qué Howard Foster no paró la pelea a Warrington en el cuarto asalto?

Solo el juez tiene la respuesta, aunque les puedo asegurar que existen motivos mas que suficientes por los que Howard John Foster se convertiría en sospechoso en caso de volver a participar como oficial en una pelea de Warrington, y les explico el por qué.

En la defensa del titulo mundial que Josh Warrington realizó en el First Direct Arena, en Leeds su ciudad natal, en junio de 2019 frente al invicto Kid Galahad, Howard Foster fue uno de los tres jueces que puntuó el campeonato.

El resultado final de aquel campeonato mundial, fue la victoria de Warrington por decisión dividida. Los jueces Michael Alexander 116-113, y Steve Gray 116-112, dieron la victoria a Warrington, pero Howard Foster en una incomprensible puntuación vio ganar a Galahad 115-113, lo que provocó no solo la indignación del equipo del campeón en plena proclamación, sino que el padre y preparador de Warrington, Sean O’Hagan, denunció púbicamente la actitud del oficial, solicitando la retirada de su licencia como Juez-arbitro.

¿Es normal que con estos antecedentes, Howard Foster fuera el arbitro principal designado para la pelea entre Warrington y Lara?

Lo que ocurrió en aquella pelea ya lo conocen todos ustedes. Warrington se levanta completamente ko, tras una caída en el cuarto, y el arbitro no detuvo la pelea, poniendo en peligro la integridad de un deportista que sufrió varios traumatismos craneoencefálicos en un mismo combate, y que o mucho me equivoco, o no volverá a ser el mismo cuando retorne tras su convalecencia.

Tras este cumulo de despropósitos, solo podemos pensar que Foster, condicionado por sus conflictos pasados con el equipo de Warrington, no se atrevió a parar la pelea al de Leeds en el cuarto asalto, faltando a su responsabilidad de sobre todas las cosas, proteger la integridad de los deportistas. Una mala decisión de Foster con la finalidad de beneficiar deliberadamente a Warrington, terminó perjudicando gravemente la salud del boxeador inglés, que sin duda verá acortada la ultima etapa de su carrera deportiva.

¿Son estos los jueces y árbitros que merece un deporte tan serio y peligroso como el boxeo profesional? ¿Cuál es la solución a este problema?

Deja una respuesta

aqui hasta aqui