13 de Marzo en Uncasville – La hora de Jon Fernández

AEBOX/Gonzalo Campos/Foto: Jota Bilbao/ — En la vida, equivocarse de camino siempre supone dar un rodeo mas largo, y en ocasiones incluso impide que lleguemos al destino deseado. En el boxeo pasa algo parecido, y es que llega un día en que te juegas el destino de tu carrera en un solo enfrentamiento, en unos pocos minutos que marcarán tu futuro.

El anuncio de la pelea entre Isaac Cruz y Jon Fernández, es la oportunidad que necesitaba el boxeador de Etxeberri, en un momento en que su carrera parecía estar iniciando un «viaje a ninguna parte».

Jon Fernández ya era un boxeador conocido cuando debutó como profesional. Su paso por el equipo nacional y sus orígenes de la mano de Txutxi Del Valle, le daban vitola de boxeador importante, pero su enorme clase sobre el ring y su tremendo poder de pegada hicieron el resto para catalogarle en poco mas de una decena de combates, como una de las grandes esperanzas del boxeo mundial en 2018, junto a nombres como el de Ryan García, Félix Verdejo o Isaac Cruz, que ese año ya era la máxima promesa del boxeo mejicano, pais donde ya es un ídolo pese a no haber tenido aun trayectoria internacional.

A Jonfer, su derrota frente a ÓSaquie Foster le desvió del camino y le hizo dar un rodeo mucho mas largo. Atrás quedan nombres como el de Michel Marcano, el mexicano Miguel Enrique Arévalo o el francés Abderrazak Houya, buenos boxeadores que sucumbieron a un Jon Fernández al que su tropiezo en Estados Unidos, le hizo sufrir, replantearse muchas cosas sobre su futuro para finalmente metamorfosearse y convertirse no solo en un boxeador mas fuerte sino en un hombre mas sabio.

Jonfer llega en muy buen momento a esta pelea, después de superar una etapa personal gris. Ha reflexionado, ha trabajado y ha vencido, a sus demonios y a muy buenos boxeadores, con la maestría del que ha sido agraciado con ese don que solo portan los elegidos. Jonfer tiene sus opciones de cara a la victoria el día 13, y el que no se las de es que no valora su trayectoria, su clase y la pólvora que el vasco lleva en sus dos manos.

La fulminante victoria de Isaac Cruz frente a Diego Magdaleno, descubrió al mundo la tremenda potencia de un boxeador, que ya venía ofreciendo actuaciones meritorias, que enamoró a todos los aficionados en su ultima aparición, y del que ya se habla para posibles cruces con los cuatro gallos de la categoría. Isaac Cruz es sinónimo de espectáculo y el espectáculo es amigo del dinero. Muchos medios americanos están convencidos de que Jonfer no es una prueba, sino un simple escalón en el camino de Isaac Cruz a la pelea soñada, pero ojo con el vasco que tiene ante si la oportunidad de ocupar el lugar de privilegio que ocupa Cruz en las listas, y una victoria le haría visible para una pelea de campeonato.

La promotora de Jonfer, Maravilabox nunca ha seguido una política conservadora a la hora de enfrentar a los suyos, a los que ha sometido a grandes pruebas y a los que siempre ha hecho ganar dinero. Pero en este caso concreto, esta pelea es en primer lugar un éxito administrativo por parte de Maravilla, un regalo al aficionado por el nivel del choque, y un termómetro que nos dará a conocer exactamente si todas las expectativas que hemos ido acumulando con Jonfer desde su etapa amateur son reales.

Estoy seguro de que Oscar Zardaín, matchmaker de Maravillabox, no ha pasado por alto que la presión en este choque la tiene toda Isaac Cruz, y que Jon Fernández, lejos de pensar en lo que puede perder, debe reflexionar sobre todo lo que puede ganar, que no es otra cosa que ponerse los zapatos de Cruz y encontrarse a las puertas de un enfrentamiento por el titulo mundial con uno de los cuatro grandes, en un peso, el ligero, que quizá sea el que mas talento acumula en la actualidad, libra por libra.

El 13 de Marzo con la promoción de ShowTime en el Mohegan Sun casino de Uncasville, Estados Unidos, saldremos de dudas.

Deja una respuesta

aqui hasta aqui