Josh Taylor ante su unificación con Ramírez: «Tengo la broca entre los dientes, es la pelea con la que siempre he soñado»

AEBOX/Vicente Campos/ — Josh Taylor, campeón mundial de peso Superligero de la AMB y la FIB, tiene a la vista la cita mas importante de su carrera en el mes de mayo en Las Vegas, donde se enfrentará a José Carlos Ramírez, campeón del CMB y la OMB.

El que gane, unificará títulos. Con los cuatro cinturones en juego, Taylor tiene como objetivo hacer historia y convertirse en el primer escocés en ganar los cuatro cinturones en la misma división.

“No tengo ninguna presión. He entrenado toda mi vida para este momento. Es un combate soñado, y si le preguntaras a cualquier boxeador del mundo si le encantaría participar en un combate como este, te diría que sí, es el sueño de cualquier boxeador. No tengo ninguna presión, voy a disfrutar de la ocasión y la oportunidad de ser el primer escocés en conseguirlo”.

En mayo de 2019, venció al hasta entonces invicto Ivan Baranchyk lo que le sirvió para conseguir el título de la FIB y convertirse por primera vez  campeón del mundo.Luego, en octubre de ese mismo año, venció al también invicto Regis Prograis, con el que se proclama campeón de la AMB. Pero ahora le toca un hueso duro de roer llamado Jose Carlos Ramírez, quien también está invicto, y que no está por la labor de facilitarle la consecución de los cuatro cinturones.

Ramírez, al igual que Taylor, venció a Viktor Postol, y ganó por KOT a  Maurice Hooker, quien hace poco cayó noqueado ante Vergil Ortiz, para afianzar el título de la OMB junto con el cinturón del CMB.

El campeón escocés comentó, “Ramírez estará a la altura de los demás boxeadores a los que me he enfrentado. Unificó el título mundial y tiene los otros dos cinturones. No puedes sentarte aquí y menospreciarlo. Tiene los otros dos cinturones y si llegó a donde está será por algo. Es un boxeador realmente bueno y el otro campeón en mi categoría de peso. Él traerá el ritmo y la presión y tratará de que yo me ponga de pie y pelee con él».

Esta será la segunda vez que Taylor pelee en Las Vegas. La primera fue cuando derrotó a Alfonso Olvera en enero de 2017.

También expresó su emoción por pelear en los Estados Unidos, argumentando que estaba «absolutamente en la luna”. 

Sin embargo, no oculta su deseo de pelear en su casa, algo que ahora mismo no entra en sus planes, debido al COVID19. Taylor manifestó: “Me encantaría que fuera en el Castillo de Edimburgo o en Easter Road o incluso el SSE Hydro. Hubiera sido brillante hacerlo aquí, pero todo luchador sueña con ver su nombre en las luces brillantes de Las Vegas o en el Madison Square Garden de Nueva York. Estoy absolutamente encantado de pelear allí, es un combate soñado”.

Taylor ya lleva seis semanas preparando esta cita y tiene pensado volar a los EE. UU un mes antes del combate, que tendrá lugar el 22 de mayo. Eso le dará tiempo para aclimatarse a su entorno antes del combate mas importante de su vida.

 “Tengo la broca entre los dientes y no puedo esperar para entrar allí, estoy realmente emocionado». “Es la pelea con la que siempre he soñado, el premio gordo de las peleas». “No hay peleas como esta muy a menudo por todos los cinturones, es, sin duda, la pelea más grande de mi carrera. He trabajado para lograr esto toda mi vida y estoy absolutamente emocionado». expresó Taylor a East Lothian Courier.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *