David Benavídez fue un Monstruo para Caleb Plant

AEBOX/Javier Sanz/–El MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, Nevada, acogió uno de los esperados duelos del año, David “Monstruo” Benavídez contra Caleb Plant, PBC en la parte de organización y Showtime PPV en la parte televisiva, ESPN Latinoamérica, Polsat Sport o RMC Sport 1 también fueron algunas de las cadenas televisivas en llevar la señal hasta nuestros hogares.

Combate con dos fases, una primera dominada por Caleb, predominando la larga distancia, los movimientos y el golpeo para ir puntuando e ir anotándose rounds, y una segunda parte dominada por David, donde su poder de pegada fue determinante para minar la resistencia de su rival, su remontada en las cartulinas, y de paso decir al resto de pesos Supermedios que es toda una autentica amenaza, aquello que golpea, queda seriamente lastimado.

Caleb dio una autentica lección de coraje, de entrega de amor propio, no quiso besar la lona y llegó en pie al final de los doce asaltos seriamente dañado por la devastadora pegada del Monstruo.

El combate comenzó al rojo vivo, ambos evitaron el cruce de guantes a pesar de la insistencia del referee Sr Kenny Bayless antes del inicio del primer asalto, muchos dimes y diretes, declaraciones y advertencias por ambos púgiles, incluso con la intención de “lesionar” la integridad física de los dos, ya el pesaje fue de alta tensión y las cuentas pendientes de los dos guerreros debían quedar saldadas durante la pelea.

Primer asalto de cautela, Plant mejor, pocas acciones, pero mayor efectividad para el americano para marcar a su oponente y anotarse el primero de los doce capítulos pactados.

Segundo asalto marcado por la larga distancia por parte de Caleb, no quiso traspasar la zona roja de peligro que era sin duda la corta distancia y la pegada de David. Jab para puntuar y rapidez, piedras angulares para llevarse el segundo round.

Tercer asalto, David acorta los espacios a Caleb y comienza su demolición, le golpea con dureza a pesar de ser un asalto igualado, Benavídez está más certero reduciendo las distancias en las puntuaciones de los jueces.

Cuarto, Plant de nuevo a la defensiva, ha visto “las orejas al monstruo” y el acercarse a la corta distancia y el intercambio de golpes no le va bien, misma estrategia, salir y golpear.

Quinto asalto, Benavídez intenta imponer pegada, Caleb contragolpeando y saliendo de la zona de peligro, aunque el round lo cierra Benavídez llegando con golpes de poder. El trabajo anteriormente realizado por Caleb de, doy y salgo, le hace adueñarse del round.

Como diría el piloto de formula uno y campeón mundial Fernando Alonso, Caleb sigue “con su plan” movilidad, cintura y golpeo, Benavídez ya ha adivinado el camino a seguir para vencer y activa su estrategia, acortando, golpeando y restando fuerzas a Caleb que comienza a estar más estático.

Podemos decir que a partir del séptimo asalto será ya un monólogo por parte de David Benavídez, acotando espacios golpeando con dureza a Plant, que con el paso de los asaltos será un blanco fijo para Benavídez. En el octavo asalto, una derecha hace tambalearse a Plant, su rostro ya comienza a tener fisuras, incluso el Sr Bayless, arbitro de la pelea, tiene que llamar al galeno, para que revise las hemorragias que Caleb ya presenta.

Del noveno asalto destacamos un golpe bajo de Plant sobre las partes blandas de David, que le sirve para ganar un poco de tiempo de recuperación ante tal sometimiento por parte del mexicano Benavídez.

Decimo, undécimo y duodécimo asalto, son un recital por parte de Benavídez, golpea y golpea demoliendo los ya derruidos cimientos de Caleb, este agarra a su rival, como el naufrago que intenta sobrevivir a un naufragio y ve en una tabla su medio de salvación.

Como redacté anteriormente, es heroico como Caleb aguanta y aguanta castigo, golpes durísimos de David buscando noquear a Plant, éste llega vivo, pero muy lastimado al final del combate. 

 Suena la campana, la batalla ha finalizado y ya saldadas las cuentas pendientes, Caleb reconoce la victoria de David, ambos se abrazan y lo pasado entre ambos, ya es historia.

Las puntuaciones son claras en favor de David “Monstruo” Benavídez con unas puntuaciones de 115-113, 116-112 y 117-111, para coronarse interinamente como campeón mundial WBC del peso Supermedio una vez más.

David espera que Saúl “Canelo “Álvarez le dé la oportunidad que ya merece y que tanto tiempo lleva buscando.

‘El Bandera Roja’ queda con un nuevo registro deportivo de 27-0, con 23 nocauts, Plant suma su segunda derrota tras la recibida por parte Saúl Álvarez quedando con 22-2, 13 Kos.

Saúl no busques excusas, si presumes de ser el mejor, es hora de afrontar uno de tus mayores retos, no temas “Al Monstruo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *