Rolly Romero: «Prograis no quería pelear conmigo porque no quiere que le partan la cara»

AEBOC/Vicente Campos/–El excampeón de las 140 libras del CMB, Regis Prograis, menospreció al de la AMB del mismo peso, Rolando ‘Rolly’ Romero cuando este último consiguió su título ante el venezolano Ismael Barroso.

Pero no cabe duda de que Ismael Barroso parecía viejo cuando subió al ring el 13 de mayo de este año. Los que vieron aquel combate pensaron que el púgil de 40 años debía estar pensando en jubilarse y no en pelear por u título mundial. Sin embargo, con la oportunidad de hacerse con el cinturón vacante, Barroso se lo puso muy difícil a Romero.

Durante unos ocho asaltos, Barroso acechó a su rival, mucho más joven. Y, cuando estaba en posición, conectó golpes que hicieron pensar a Romero si había acertado al subirse a un cuadrilátero con él.

Prograis disfrutó de lo lindo viendo aquel combate, y se estuvo riendo con cada golpe duro que le hacía tambalearse. El excampeón del CMB también se puso histérico cuando Romero obtuvo la victoria por una parada demasiado precipitada por parte del árbitro que muchos discutieron.

Puede que su victoria no fuera todo lo clara que desearíamos, pero Rolly se hizo oficialmente con el título mundial de la AMB. Prograis, que en aquel momento ostentaba el título de las 140 libras del CMB, no mostró ningún interés en un combate de unificación. En pocas palabras, Prograis afirmaba que Romero no era un verdadero campeón y no merecía enfrentarse a él.

Así que, con Romero fuera de sus planes, Prograis se centró en Devin Haney. Tras meses de divertidas discusiones, ambos se enfrentaron oficialmente el pasado fin de semana en el Chase Center de San Francisco con el resultado que todos sabemos.

Romero, que sigue recuperándose de su lesión, encendió el televisor y compró el pay-per-view. Prograis, a pesar de prometer una paliza unilateral, se encontró en el lado equivocado de esa promesa y fue fácilmente superado, derribado y dominado durante 12 asaltos.

Una vez que Haney acabó con Prograis, Romero afirma que Prograis mentía. El púgil de 34 años atribuyó su falta de voluntad para pelear con Romero simplemente a que tenía cosas más importantes que hacer. Ahora, tras ver su última actuación, Romero cree saber la verdadera razón por la que no estaba dispuesto a intercambiar puños con él, y así lo ha publicado en sus redes sociales:

«Ahora sabemos por qué Prograis no quería pelear conmigo. No quiere que le partan la cara».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *